Imprimir
Categoría de nivel principal o raíz: Actividades didácticas

En la ciudad de Teruel, siendo las 22:30 horas del día 11 de diciembre de 2012, se reúnen en calidad de miembros del jurado la Dra. Ana Márquez Aliaga (Profesora de Paleontología de la Universidad de Valencia y Presidenta de la Sociedad Española de Paleontología), el Dr. Enrique Gil Bazán (Profesor de Biología y Geología en el IES Ramón y Cajal de Zaragoza.) y el Dr. Heinrich Mallison (Museum für Naturkunde–Leibniz Institute for Research on Evolution and Biodiversity at the Humboldt University Berlin, premiado en Paleonturología 11) y, en calidad de secretario, el Dr. Luis Alcalá (Director Gerente de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis/Museo Aragonés de Paleontología), después de examinar los 19 artículos científicos participantes en la fase final del Décimo Premio Internacional de Investigación en Paleontología Paleonturología 12 (convocado por la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, la Fundación Teruel Siglo XXI y Dinópolis) y tras las oportunas deliberaciones,acuerdan conceder el Premio Paleonturología 12, dotado con 4.500 euros y una edición divulgativa del trabajo premiado, al artículo:

Anatomically modern Carboniferous harvestmen demonstrate early cladogenesis and stasis in Opiliones

cuyos autores son

Rusell J. Garwood, Jason A. Dunlop, Gonzalo Giribet & Mark D. Sutton
(Imperial College London, Humboldt University Berlin, Harvard University Cambridge)

publicado en la revista Nature Communications, 2: 444, 1-7. 2011

Los opiliones o segadores son arácnidos que, superficialmente, se parecen a las arañas; se trata de un grupo de organismos cuyo registro fósil se conoce escasamente. El artículo premiado describe dos nuevas especies de opiliones del Carbonífero de Francia, de unos 305 millones de años de antigüedad, a partir de fósiles excelentemente conservados y utilizando para su estudio micro-tomografías de rayos X de alta definición.

El artículo presenta, de modo claro y conciso, cómo funciona realmente la evolución, para lo cual utiliza técnicas actuales y combina los análisis tradicionales -morfológicos- con los moleculares para proponer el primer análisis cladístico (es decir, de parentesco) de los opiliones del Paleozoico. A pesar de su gran antigüedad, los dos nuevos opiliones tienen características modernas, demostrando que su configuración anatómica no ha variado en 300 millones de años.

Los autores han desarrollado una aplicación –de descarga gratuita- que permite reproducir resultados e introducen la información de modo muy accesible, de modo que presenta grandes posibilidades para la divulgación de los métodos de investigación en paleontología.